El mecanismo auditivo transforma la onda acústica, variaciones de presión, en sensación de sonido. Estas variaciones de presión tienen que producirse con cierta rapidez para ser oídas. En la audición de sonidos van a influir, tanto la amplitud de las variaciones de la presión, como la frecuencia con que se producen.
El oído percibe las […]