Las cámaras anecoicas, como su propio nombre indica, son cámaras acústicas donde se anula el efecto del eco. Estas salas se emplean para medidas acústicas, tales como la caracterización de fuentes de presión acústica (nivel de presión acústica, nivel de potencia acústica, energía acústica y directividad) y de micrófonos. El hecho de que no se produzcan reflexiones en los cerramientos de la cámara anecoica implica que el sonido radiado por la fuente no se verá reforzado por dichas reflexiones y se simulará una condición de campo libre.

 

camaraAneco

 

La norma internacional que rige la construcción y diseño de las cámaras anecoicas es la UNE-EN ISO 3745, basada en los estudios que Leo L. Beranek y Harvey P. Sleeper realizaron durante la 2ª Guerra Mundial.

Para conseguir el efecto deseado de absorción en los cerramientos de la sala, se recubren de material cuyo coeficiente de absorción debe ser de por lo menos α=0,99. Existen diversos modelos de tratamientos absorbentes:

  • Modelo basado en capas: Los cerramientos se recubren de varias capas de tejido con un incremento de densidad de dentro hacia fuera.

capas

  • Modelo basado en cuñas: Se distinguen dos tipos de cuñas principalmente:
  1. Cuñas tipo Cremer: El tratamiento absorbente consiste en una capa sólida de fibra de vidrio cerca de la pared seguida de unas cuñas formadas por cubos fonoabsorbentes de lana de vidrio de diferentes densidades.cremer
  2. Cuñas tipo Wedge: Son cuñas con el mismo material en la base y en la punta y con la misma densidad en todos los puntos.

wedge

El modelo más empleado para la construcción de cámaras anecoicas es el basado en cuñas tipo Wedge ya que presentan una mayor facilidad de montaje, mayor facilidad de distribución, menor coste económico y mejor comportamiento en bajas frecuencias que el resto de tratamientos absorbentes.

Las dimensiones de la cuña anecoica serán las que determinen la frecuencia de la cámara anecoica, es decir la frecuencia a partir de la cual la sala tenga un comportamiento anecoico, a partir de la cual las reflexiones en los cerramientos sean nulos o imperceptibles.

Según los estudios realizados por Beranek y Sleeper, la profundidad total de la cuña ha de ser igual o superior a λ/4 de la frecuencia deseada.

cua

Hay que tener en cuenta que para que una cámara anecoica sea válida para la emisión de certificados según la Comisión Internacional de Electrotecnia (IEC) debe cumplir una serie de requisitos dictados por la norma ISO 3745:

  • El volumen de la sala ha de ser por lo menos 200 veces mayor al volumen de la fuente a medir.
  • El suelo suspendido de rejilla de alambre de acero ha de tener un diámetro de 2,5 mm, con un espacio entre los cables de entre 2 y 5 cm.
  • La temperatura en la sala durante las mediciones debe encontrarse entre los 15 y los 30 ºC. En este rango de temperaturas las desviaciones debidas a la humedad pueden despreciarse.
  • El ruido de fondo de la cámara ha de ser al menos 10 dB inferior al nivel de presión acústica a medir.
  • El radio de la esfera de medición donde se colocarán los 20 micrófonos de medición tiene que ser mayor que:

 

  1. Dos veces la dimensión mayor de la fuente.
  2. λ/4 de la frecuencia de interés más baja.
  3. 1 m.

 

La efectividad de una cámara anecoica se mide en dB de rechazo (relación entre el sonido directo y el sonido reflejado dentro del recinto).

Bibliografía:

–  UNE-EN ISO 3745.

–  http://www.bruel-ac.com.

– “Acoustic absorbers and diffusors” . Trevor J. Cox, Peter D’Antonio.