Forma Óptica

La introducción del formato digital ha supuesto una revolución decisiva en las tecnologías de registro y reproducción de las señales sonoras. Los CD Audio surgen en 1982 de la colaboración de las firmas Sony y Philips. El soporte es un disco de 12 cm de diámetro y 1.2 mm de espesor construido con un material plástico transparente recubierto de un barniz protector. Este soporte facilita el almacenamiento de información bajo la forma de depresiones (pits) y mesetas (lands) grabadas sobre la superficie del disco. Tanto los pits como los lands están alineados a lo largo de una espiral única que comienza en el borde interior del disco y finaliza en su borde exterior.

CD

Primero se realiza una cuantificación y un muestreo para transformar el audio analógico en digital. La grabación se hace de forma mecánica, a partir de un molde. La sucesión de lands y de pits permite definir el mensaje que se desea codificar.

La reproducción es óptico-eléctrica. La cabeza de lectura dispone de un haz de láser y de un fotodiodo. Cuando el haz incide en un land es reflejado en su totalidad y capturado por el fotodiodo, que detecta la información luminosa y transmite una señal eléctrica al dispositivo de decodificación. Cuando, por el contrario, el haz incide en un pit, el fotodiodo no captura información luminosa y no transmite la señal eléctrica al dispositivo de descodificación.

 

 

Bibliografía

coco.ccu.uniovi.es

 

 

 

Páginas: 1 2 3