La psicoacústica estudia la percepción del sonido desde la psicología (percepción sonoro subjetiva) y describe la manera en que se perciben las cualidades del sonido, como el tono (ligado a la frecuencia), el timbre, el enmascaramiento y la recepción binaural.

Tono

La cualidad acústica ligada a la frecuencia es el tono o sensación de agudeza.

A pesar de la dependencia entre frecuencia y tono, no existe relación directa entre ambas, ya que la frecuencia es una magnitud física y el tono es una sensación o cualidad subjetiva.

En general se suele dividir la gama de audio (20 Hz – 20.000 Hz) en franjas o bandas de ancho variable o proporcional a la frecuencia central de la banda. Las más utilizadas son las denominadas:

– Bandas de octava. Son aquellas en las que se cumple:

siendo fs y fi las frecuencias superior e inferior que definen la banda respectivamente. El ancho de banda resulta ser el 70% de fc, siendo fc la frecuencia central.

– Bandas de tercios de octava. Son aquellas en las que:

Éstas son más estrechas que las anteriores, resultando que cada octava se divide en tres tercios de octava. El ancho de banda resulta ser el 23% de fc.

Timbre

El timbre de un sonido es la característica subjetiva que hace posible al oído distinguir entre dos sonidos de igual frecuencia fundamental e intensidad, emitidos por fuentes de diferente naturaleza. Por ejemplo, cuando los diferentes instrumentos de una orquesta se acordan se puede, a pesar de todo, distinguir por su timbre la nota musical emitida por cada uno de ellos.

Las diferencias de timbre de dos sonidos musicales se explican por el hecho de que estos sonidos no son simples. Es muy difícil encontrar un sonido realmente simple, no obstante, existen casos en los que se producen este tipo de sonidos, como por ejemplo el sonido de un diapasón. La descomposición de un sonido periódico en serie de Fourier corresponde a una realidad para el oído, ya que es capaz de funcionar como un analizador armónico y percibir los sonidos que componen una señal compleja.

Enmascaramiento

La percepción de un determinado sonido está influenciada por la presencia o no de otros. En ausencia de ruido se ha definido previamente el umbral de audición. En presencia de ruido, el mismo sonido debe tener un nivel más alto para que pueda ser distinguido. En este caso se dice que el ruido enmascara al sonido deseado. El efecto de enmascaramiento es la diferencia que existe entre el nivel de intensidad que debe tener el sonido para ser audible en presencia de ese ruido y el umbral de audibilidad absoluto del mismo sonido.

Cabe definirlo como un efecto producido en la percepción sonora cuando se escuchan dos sonidos de diferente intensidad al mismo tiempo. Al suceder esto, el sonido más débil resultará inaudible, ya que el cerebro sólo procesará el sonido enmascarador.

El sonido de nivel alto posee un efecto de enmascaramiento mayor si el suave tiene una frecuencia cercana.

El enmascaramiento puede ser en ocasiones perjudicial y en ocasiones beneficioso.

Recepción binaural

En el ser humano, la audición se produce a través de dos canales independientes (los dos oídos). La información que el cerebro recibe de los dos oídos es diferente (salvo cuando están equidistantes de la fuente), porque ambos oídos están físicamente separados entre sí por la cabeza. Esta diferencia en la situación de los dos oídos es la que permite al cerebro la localización de la fuente sonora.

Enlaces de interés

Audición binaural

 

 

Bibliografía

soundlogics.com

ipi.tel.uva.es