La presión acústica mínima que el oído puede detectar se denomina umbral de audición. La experiencia confirma que ese umbral varía con la frecuencia y con el individuo. Éste se normaliza con experiencias en condiciones idénticas, mediante ensayos con jóvenes entre 18 y 25 años en un campo acústico en idénticas condiciones y en ausencia de ruidos parásitos.

Es el nivel de presión sonora mínimo capaz de provocar una sensación auditiva. El umbral no es un límite preciso, sino que se define para una probabilidad del 50% de que el sonido sea oído. Depende de las características del sonido (tales como la frecuencia e intensidad), de la forma en que se presente al oyente y del punto en el que se mida el nivel de presión sonora (a la entrada del canal auditivo, en campo libre en ausencia del oyente, etc.). Un umbral medido en presencia de ruido se denomina umbral enmascarado y depende del nivel de ruido de fondo y del ancho de banda critico.

Hay que especificar todos los factores anteriores para describir un umbral. Umbral de sensación sonora

Es la intensidad a la que se produce el inicio de sensación (la cantidad mínima de energía sonora capaz de producir en nosotros sensación auditiva),se encuentra en torno a los 20 m Pa, para una frecuencia de 1000 Hz (para cada frecuencia, el umbral de sensación tomará valores distintos). Este nivel esta tomado como referencia ya que este umbral sufre desplazamientos con la frecuencia, la edad del individuo de los niveles a que haya estado sometido anteriormente. Distinguimos tres tipos de umbrales:

Umbral de mínimo campo audible (MAF)

Es el nivel de presión sonora del umbral de jóvenes adultos con audición normal, medido en un campo libre, en la posición de la cabeza del oyente, pero en ausencia de éste. Se determina para los tonos puros con el oyente frente a la fuente y escuchando con ambos oídos. Depende de la dirección de llegada del sonido, debido a los efectos de difracción de la cabeza y el oído externo.

Umbral de mínima presión audible (MAP)

Es el nivel de presión sonora para el umbral de audición en jóvenes adultos con audición normal, medido mediante la presentación del sonido a un oído a través de auriculares.

Umbrales de malestar, tacto y dolor

El oyente medio experimenta malestar significativo en un campo libre a niveles de presión sonora por encima de 120 dB. A un nivel de aproximadamente 140 dB, el malestar alcanza el punto de dolor. La gran amplitud del movimiento del tímpano y de los componentes del oído medio a niveles de presión sonora próximos a 130 dB producen a menudo una sensación táctil o de cosquilleo.

Bibliografía“Acústica arquitectónica y urbanística” J.Llinares, A.Llopis, J.Sancho, Universidad Politécnica de Valencia sonidozero.com eumus.edu.uy