Mapas de ruido realizados con técnicas de medida

Muestreo al azar

 

La selección de los puntos de medida se realiza mediante una malla o retícula que se superpone a la zona de estudio. Los puntos de medida corresponden bien al centro bien a los vértices de la cuadrícula. El paso de malla o tamaño de la retícula varía según la escala de trabajo y la precisión exigida al mapa. Los recursos disponibles limitan frecuentemente este valor.  

Retículas en mapa de ruido

Para optimizar los recursos puede cambiarse el tamaño de la retícula, reduciéndolo en zonas complejas urbanizadas y aumentándolo en zonas poco pobladas.

El inconveniente del muestreo al azar es que la representatividad de los resultados se basa únicamente en el factor espacial, y puede que no refleje correctamente las molestias del ruido a la población.

Selección dirigida de puntos de medida en función de los usos del suelo y las fuentes de ruido

 

Se analizan previamente el urbanismo y los usos del suelo y se establece una zonificación del área de estudio.

 

Por otro lado, hay que analizar las principales fuentes de ruido: vías de circulación, industrias, zonas de ocio, etc. Del conjunto de las fuentes y las áreas de recepción se establecen categorías o zonas tipo.

De entre las zonas pertenecientes a cada categoría, se seleccionan una o varias que pasan a ser áreas representativas de su categoría.

 

Las medidas se efectúan para cada área representativa, seleccionando los puntos de medida necesarios para conocer con la mayor precisión posible los niveles de ruido.

Los resultados obtenidos para cada área representativa se extrapolan para todas las zonas de la categoría, pudiendo establecerse correcciones en casos específicos.

 

Duración de las medidas

En general debería ser 24 horas.

 

Para disminuir el tiempo de medida en cada punto pueden aplicarse tratamientos estadísticos sobre datos ya conocidos o bien análisis de la evolución temporal de las fuentes de ruido principales.

Páginas: 1 2 3