Cerramiento doble

Un método sencillo y barato para aumentar el aislamiento acústico en una pared simple, es agregar otra pared formando un sistema de pared doble. La pared extra no puede unirse directamente sobre la pared simple existente, sino que debe instalarse con una cierta separación. Este espacio de separación actúa como un resorte con rigidez por unidad de superficie. Este conjunto representa un sistema masa-resorte-masa.

    Según el tipo de acoplamiento entre las dos capas podemos distinguir los siguientes casos: Unión elástica entre las capas

En este caso se supone que las dos paredes son rígidas y el elemento de separación entre ambas es el aire u otro material elástico.Cerramiento doble transportado por dos obreros

Para frecuencias inferiores a la frecuencia de resonancia la doble pared se comporta como una simple de igual masa total. Para la frecuencia de resonancia hay una gran pérdida aislamiento y para frecuencias superiores a esta, es cuando se nota la conveniencia de la doble pared. A partir de la frecuencia de resonancia, el aumento del aislamiento es de 18 dB/octava frente a los 6 dB/octava de una pared simple.

Para que se produzca un buen aislamiento habrá de diseñar el cerramiento de forma que su frecuencia de resonancia quede lejos de las frecuencias a aislar.

  Unión rígida entre las capas

Unión rígida entre capasSi la unión entre las capas es rígida, el conjunto debería comportarse como una pared simple, pero esto no es así, ya que la capa en contacto con el local receptor se pone en vibración no sólo a través de las uniones entre ambas capas sino también a través del aire.

Se pueden distinguir dos casos:

  – Que las masas sean aproximadamente iguales, de manera que el comportamiento aislante es similar a la pared simple.

– Si las masas son distintas se grafían las curvas del aislamiento específico de cada una de ellas en función de la frecuencia y se componen ambas.

Páginas: 1 2