Campo difusoUn campo difuso, es el campo acústico en el que un gran número de ondas reflejadas, provenientes de todas direcciones, se combinan de forma que la densidad media de energía es uniforme en cualquier punto de dicho campo. Una aproximación de este tipo de campo se obtiene en gran escala, en las llamadas cámaras reverberantes.

Campo difuso es un campo acústico en el que todas las direcciones de propagación del sonido aportan la misma intensidad sonora, no sólo en estado estacionario sino en cualquier momento del proceso de descenso del sonido. En él, la distribución de la energía acústica es homogénea e isótropa en cualquier instante y punto del mismo.

Campo difusoReverberación y difusión están relacionados, de forma que a mayor difusión mayor reverberación y viceversa. En un recinto cerrado al receptor le llegará en primer lugar la onda directa emitida por la fuente. En segundo lugar llegaron las primeras reflexiones. El sonido directo y las primeras reflexiones constituyen un campo acústico fuertemente direccional y por tanto no difuso. Con el paso del tiempo al receptor llegan sucesivas reflexiones, de forma que el campo acústico va tendiendo a una mayor difusión. A mayor duración de la reverberación, mayor es la difusión obtenida.

Para que el campo reverberante creado sea campo difuso, se tienen que cumplir las siguientes condiciones:

 

– Las ondas reflejadas llegan a todos los puntos en el interior del recinto desde diferentes direcciones, siendo todas ellas igualmente probables.

– La energía sonora en un punto del espacio, se obtiene sumando aritméticamente los valores medios de las energías de todas las reflexiones que pasan a través de dicho punto.

– La densidad de energía en un instante de tiempo es la misma en cualquier punto del espacio.

Cuanto más difusamente se refleja el sonido (la reflexión difusa supone que la intensidad incidente se dispersa en todas direcciones) y cuanto menor es la absorción, mayor es la difusión obtenida.

Reflexión difusa

A bajas frecuencias las expectativas de obtener un campo difuso son mayores que altas, ya que en ellas, cualquier obstáculo resulta suficientemente pequeño para que el sonido se refleje en él de forma difusa.

Enlaces de interés

Teoría de la difusión (página 26)

 

Bibliografía

rabfis15.uco.es

“Acústica: la ciencia del sonido” Ana María Jaramillo