Sala anecoicaEn acústica de salas, la absorción acústica se usa para controlar el tiempo de reverberación, y modos de resonancia no deseables y ayuda a obtener un correcto balance entre energías directa y reverberada. La absorción acústica es también útil para el control de ruidos, bajando el nivel de ruido de fondo dentro de un recinto. En este artículo se distinguirán los distintos materiales absorbentes, destacando los porosos, de membrana y resonadores.

Sala anecoica

En acústica de salas, la absorción acústica se usa para controlar el tiempo de reverberación, y modos de resonancia no deseables y ayuda a obtener un correcto balance entre energías directa y reverberada. La absorción acústica es también útil para el control de ruidos, bajando el nivel de ruido de fondo dentro de un recinto. En este artículo se distinguirán los distintos materiales absorbentes, destacando los porosos, de membrana y resonadores.

Cuando una onda progresiva alcanza un elemento cualquiera situado en su recorrido, parte de la onda se refleja y parte de la misma se absorbe. La energía incidente Ei se reparte entre la energía reflejada, Er,  y la energía absorbida, Ea. La energía absorbida, es la cantidad de energía que no vuelva al canal de transmisión.

La cantidad de energía absorbida, depende del tipo de material, su forma, espesor y método de montaje, así como del ángulo de incidencia y frecuencia de la onda acústica.

{youtube}UTJEtABf2uA&feature=player_embedded{/youtube}

Materiales porosos

Los materiales porosos están constituidos por un medio sólido (esqueleto), recorrido por cavidades más o menos tortuosas (poros) comunicadas con el exterior.

Material porosoAbsorben gracias a la viscosidad del aire. La onda sonora incidente produce la vibración del aire en el interior de los poros del material, estableciéndose un movimiento relativo entre el aire y el esqueleto sólido, o flexible, que causa una disipación de la energía sonora en calor por fricción. También existe un intercambio de calor entre el aire precalentado por compresión del esqueleto sólido, que contribuirá de forma adicional a la transformación en calor de la energía sonora incidente.

Dentro de los materiales porosos conviene distinguir entre porosos-rígidos y porosos-elásticos.

Poroso-rígidos

Una de sus ventajas principales es su fácil adaptación tanto en edificios nuevos como en los ya construidos.

Algunas de sus características son:

– la capacidad de absorción disminuye con la reducción del espesor de la capa.

– El coeficiente de absorción disminuye a bajas frecuencias.

– La presencia de un espacio de aire entre el material y la pared rígida origina un aumento de la absorción a bajas frecuencias y también en el valor máximo del coeficiente de absorción sonora.

 

Poroso-elásticos

 

Si el material absorbente presenta un esqueleto no rígido sino elástico, dicho esqueleto estará sujeto a vibraciones al igual que el aire contenido en los poros. Estos sistemas se suelen instalar como sistemas de dos capas con la formación capa de material absorbente-aire-capa de material-aire-pared.

 

– Un aumento en el número de capas del sistema, de una a dos, aumenta de manera importante las frecuencias para las que el coeficiente de absorción es relativamente alto.

– Para aumentar la anchura de la variación del coeficiente de absorción con la frecuencia, se aumenta la distancia entre capas a medida que nos alejamos de la pared rígida.

– Para evitar saltos en la variación del coeficiente de absorción con la frecuencia, los espacios de aire no deben ser iguales ni múltiplos unos de otros.

 

{youtube}wkVYgZlX9t8&feature=related{/youtube}

 

Páginas: 1 2 3