Eco

Todas aquellas reflexiones que llegan a un oyente dentro de los primeros 50 ms desde la llegada del sonido directo son integradas por él oído humano y, en consecuencia, su percepción no es diferenciada respecto al sonido directo.

Cuando el sonido emitido es un mensaje oral, tales reflexiones contribuyen a mejorar la inteligibilidad o comprensión del mensaje y, al mismo tiempo, producen un aumento de sonoridad.

Por el contrario, la aparición en un punto de escucha de una reflexión de nivel elevado con un retardo superior a los 50 ms es totalmente contraproducente para la obtención de una buena inteligibilidad de la palabra, ya que es percibida como una repetición del sonido directo. En tal caso, dicha reflexión se denomina eco. Teniendo en cuenta que la velocidad de propagación del sonido en el aire es de 340 m/s resulta:

Distancia mínima (17m) para la producción de ecoque corresponde a la diferencia de camino acústico entre dos señales consecutivas a partir de la cual se perciben como distintas, produciéndose eco. En consecuencia, si la diferencia de recorridos entre el sonido directo y el reflejado es mayor de 17 m, el sonido reflejado llegará cuando ya finalizó la impresión sonora el sonido directo, exhibiéndose entonces dos sonidos distintos, que es la sensación de eco.

Éste límite en el tiempo (50 ms) depende también de la intensidad y dirección de las reflexiones respecto al sonido directo, no siendo tampoco un límite brusco. En cualquier caso este límite temporal se tomará como medida de seguridad respecto a la posibilidad de existencia de eco.

Tiempo mínimo de retardo (50ms) del sonido reflejado respecto al directo para la producción de eco

Retardo menor de 50 ms, reverberación:

 

Retardo mayor de 50 ms, eco:

 

 

En general, la forma de tratar el eco en una sala es actuando sobre las superficies de la misma que puedan producirlo en algunas de sus zonas, haciéndolas más absorbentes de modo que las reflexiones que produzcan sean suficientemente débiles para no ser audibles. Habrá que estudiar, por tanto, qué superficies dentro de la sala pueden producir eco.

El eco flotante consiste en una repetición múltiple, en un breve intervalo de tiempo, de un sonido generado por una fuente sonora, y aparece cuando ésta se sitúa entre dos superficies paralelas, lisas y muy reflectantes.

Eco flotante producido entre dos superficies paralelas  

Páginas: 1 2 3