Sala acondicionada acústicamenteEl acondicionamiento acústico trata el estudio de intervenciones dirigidas a dosificar la intensidad de los fenómenos sonoros percibidos por los oyentes y a adaptar el local o recinto al uso al que está destinado. En otras palabras, a mejorar la calidad acústica del interior de un recinto supuestamente aislado del exterior. Dicha calidad acústica va a depender del tipo de mensaje sonoro, ya que no exige lo mismo en percepción un mensaje oral que un mensaje musical.

Sala acondicionada acústicamente

El acondicionamiento acústico trata el estudio de intervenciones dirigidas a dosificar la intensidad de los fenómenos sonoros percibidos por los oyentes y a adaptar el local o recinto al uso al que está destinado. En otras palabras, a mejorar la calidad acústica del interior de un recinto supuestamente aislado del exterior. Dicha calidad acústica va a depender del tipo de mensaje sonoro, ya que no exige lo mismo en percepción un mensaje oral que un mensaje musical.

El objeto del acondicionamiento acústico es proporcionar la máxima calidad acústica posible al mensaje sonoro emitido en una sala. Dicha calidad viene definida por distintos parámetros según sea el tipo de mensaje sonoro, ya que no se exige lo mismo en la percepción de un mensaje oral, que en la de uno musical.

Todo lugar destinado a la emisión y audición de mensajes sonoros lleva implícita la existencia de una cadena de comunicación, compuesta por tres grandes elementos básicos: emisor, canal de transmisión y receptor. Los mensajes acústicos son transportados por ondas sonoras diferenciándose unas de otras por su espectro de frecuencias. Dichas ondas, emitidas por el emisor, van a ser alteradas, distorsionadas, filtradas por el canal y parcialmente enmascaradas por el ruido de fondo inherente al mismo, antes de llegar al sistema auditivo del receptor, quien, en último caso, define la adecuación o no de una sala a un determinado mensaje sonoro.

{youtube}q1KF6T0qhvU{/youtube}

 

Páginas: 1 2 3 4